Melasma

El melasma es una pigmentación facial adquirida de color marrón o agrisada que primariamente afecta a las mujeres y a menudo a aquellas de tez más oscuras.

Las manchas, áreas irregulares pigmentadas, aparecen en el rostro y ocasionalmente en el cuello.

La causa precisa del melasma es desconocida, pero los siguientes factores conocidos contribuyen a ella: genética, exposición al sol, embarazo, anticonceptivos orales, cosméticos, y drogas que contienen agentes tóxicos tales como medicación anticonvulsiva.

El melasma puede ser clasificado en tres categorías diferentes:

  • epidérmico
  • dérmico 
  • de tipo mixto

El tipo de melasma puede ser determinado con un examen con la luz Wood.

Durante la terapia contra el melasma, las pastillas para el control de natalidad deben ser discontinuadas y es aconsejable no exponerse al sol.

Tratamiento del melasma:

La hidroquinina es la terapia más conocida y es lo más efectivo para la depigmentación de la epidermis y el melasma de tipo mixto.

Otros compuestos que dan buenos resultados incluyen el ácido kójico, el extracto de gayuba (Bearberry) y la vitamina C, que inhibe la producción de melanina.

El peeling químico puede ser usado para ayudar a tratar el melasma, pero es recomendado solamente para pacientes de piel clara. Para aquellos con piel oscura, hay un riesgo post peeling de hiperpigmentación y agravamiento del melasma.

Los resultados obtenidos con el IPL son más exitosos que la terapia tradicional con láser y puede a menudo ayudar a los casos de melasma que son resistentes al tratamiento local.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.