Lipofiling: el implante de grasa autóloga

La extracción de grasa de zonas donde nos sobra (que siempre tenemos alguna) y la reimplantación de la misma en el rostro tras un proceso de tratamiento especifico es una técnica que es muy válida para todas aquellas personas que padezcan enfermedades autoinmunes, o alergias a muchos tipos de medicamentos, o simplemente a quien no quiera introducir en su cuerpo ningún componente externo y no propio.

Por otro lado en tiempos de crisis, también puede ser una buena medida para ahorrar producto, ya que” la fuente de la terapia la encontramos en nosotros mismos”. Y aunque el proceso de recogida y tratamiento de la grasa para poder ser infiltrada en la cara no es sencillo y requiere pericia y disciplina por parte del medico, si es cierto que puede muy bien llegar a sustituir a productos como el ácido hialurónico que en grandes volúmenes llega a tener unos costes muy elevados, sobre todo en facial.
Si los estudios y el perfeccionamiento de la técnica de recogida y reimplante de la grasa consiguen que la duración de la misma sea mayor en un futuro próximo, quizás la grasa tratada específicamente pueda convertirse en el material de relleno del futuro.

Procedimiento:

1º extracción de la grasa de zonas como abdomen o trocánteres ( cartucheras) , caderas etc, del sitio donde nos sobre un poquito. Esto se realiza bajo anestesia local de la zona y tras la extracción , pasamos al procedimiento de tratar esa grasa entera para extraer el colágeno de la misma, y para ello tenemos que centrifugarla en varias ocasiones y una vez haya quedado la parte que necesitamos ( es un material fino, liquido y uniforme) para poder inyectar, lo vamos introduciendo en jeringuillas de 1 ml, para ir inyectándolas mediante agujas de 27G ( son las que usan los diabéticos) en diferentes longitudes, mas o menos largas dependiendo de la zona a tratar. También podríamos realizarlo a través de pequeñas canulitas que no traumatizan y no producen moraduras.

Una vez inyectado el material de relleno autologo puede producir una pequeña inflamación de la zona receptora durante unos días , para ello tendremos que tomar una medicación antiinflamatoria durante dos o tres días posteriores al tratamiento y a veces hasta una semana. Los resultados los vemos inmediatamente y a la semana de haber hecho el implante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario