Las arrugas son más que una cuestión de herencia

Las arrugas de la cara no son solamente el resultado de la genética, sino que pueden ser producto de otros factores, como un divorcio, el exceso de peso o la ingesta de medicamentos, según una investigación estadounidense realizada en gemelos.

“La herencia (genética) de un individuo indica inicialmente de qué manera envejecerá un individuo, pero si usted introduce ciertos factores en su vida, puede estar seguro de envejecer más rápido. Del mismo modo, si evita esos factores, puede reducir las señales del paso del tiempo”, afirma Bazhaman Guyuron, presidente del departamento de cirugía estética del University Hospitals Case Medical Center.

El estudio examina a 186 pares de gemelos, supuestamente programados genéticamente para envejecer de la misma manera. Los resultados han mostrado que los gemelos que se divorcian parecen tener dos años más, aunque el otro gemelo esté casado, soltero o incluso viudo. El uso de antidepresivos está también claramente asociado a una apariencia mayor a la propia edad.

Por último, entre los gemelos de menos de 40 años, aquel que tiene más peso parece tener más edad, pero la situación se invierte después de los 40 años y el más gordo parece más joven.

El “estrés podría ser el denominador común que explica la apariencia más vieja”, precisó Guyuron. El estudio está publicado en la revista médica por internet “Plastic and Reconstructive Surgery” de la sociedad estadounidense de cirujanos estéticos.

Fuente: AFP

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario