cirugía bariátrica en los jóvenes obesos

El efecto de la cirugía en los jóvenes obesos

Las sociedades científicas limitan esta intervención a personas entre los 18 y los 65 años. Antes deben modificarse algunos hábitos relacionados con la dieta y el ejercicio.

La obesidad infantil es un importante problema de salud pública que, cada día, preocupa más a los expertos de todo el mundo. Para hacerle frente, además de promover programas de dieta y ejercicio, algunos especialistas recomiendan autorizar las operaciones de cirugía bariátrica en menores, una medida no exenta de polémica ya que, la mayoría de las sociedades científicas restringen su acceso a los adolescentes y recuerdan que es una intervención que conlleva riesgos.

Un estudio publicado esta semana en la revista ‘Journal of the American Medical Association’ (‘JAMA’) arroja nuevos datos para la controversia. Según este trabajo, la cirugía bariátrica con laparoscopia a través de una banda gástrica ofrece mejores resultados para los adolescentes que seguir un programa convencional basado en la dieta y el ejercicio.

Los autores de esta investigación, un equipo de científicos australianos, compararon la evolución de 25 adolescentes que se sometieron a cirugía con la de otros 25 jóvenes incluidos en un programa de intervención sobre los estilos de vida. Todos tenían entre 14 y 18 años y un índice de masa corporal superior a 35. El seguimiento puso de manifiesto que el 84% de los que se habían operado había conseguido reducir el 50% de su exceso de peso. Por el contrario, sólo un 12% del otro grupo obtuvo el mismo resultado. A los dos años, los jóvenes con cirugía bariátrica habían conseguido bajar el 28,3% de su peso total, mientras que sus compañeros sólo habían logrado perder un 3,1%.

Los buenos resultados obtenidos en la investigación publicada en ‘JAMA’ no suponen, ni mucho menos, el fin de la polémica. En un editorial que acompaña a este trabajo en la revista médica, el especialista Edgard Livingston, recuerda que son necesarios más estudios que “analicen los beneficios y los riesgos de esta cirugía en los adolescentes, sobre todo teniendo en cuenta que muchas aseguradoras en Estados Unidos no cubren este tipo de intervenciones por falta de evidencia”.

“La cirugía bariátrica con laparoscopia a través de una banda gástrica es la técnica menos agresiva, con menos riesgo quirúrgico y con más éxito de las disponibles en la actualidad”, apunta el cirujano Juan Carlos Ruiz de Adana, uno de los coordinadores de la Unidad de Obesidad Mórbida del Hospital Universitario de Getafe (Madrid). “Sin embargo [en el caso de menores], lo ideal sería no hacer cirugía, excepto cuando, por sentido común, se necesite”, añade este especialista, quien recuerda que, para intervenir, es necesario que el afectado esté preparado para modificar sus hábitos y reciba un importante apoyo familiar.

Fuente: EL MUNDO – Laura Tardón
Foto: Photoxpress