alergia alimentaria

Dos millones de españoles son alérgicos a alimentos

La inmunoterapia oral con alimentos tiene un éxito superior al 80%. La fruta, los frutos secos y el marisco, los alimentos más alérgicos. En niños, esta lista la encabezan la leche, el huevo y el pescado.

Las alergias alimentarias no dejan de aumentar y afectan ya a dos millones de españoles. La buena noticia es que la dieta de exclusión ya no es la única opción para estos pacientes, gracias a que la terapia de tolerancia a base del propio alimento se va consolidando en los hospitales españoles.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el tratamiento contra la alergia alimentaria a base de inmunoterapia oral con alimentos tiene un éxito superior al 80%.

Con motivo de la ‘III Semana Mundial de la Alergia’, que tiene como lema ‘Alergia a Alimentos, un problema de Salud Pública en aumento’, los especialistas de esta sociedad científica quieren resaltar el avance obtenido con esta terapia, que consiste en ir induciendo poco a poco la tolerancia del sistema inmune con pequeñas cantidades del alimento que provoca la alergia. Todo ello debido a que el número de alérgicos a alimentos se ha duplicado en los últimos diez años hasta alcanzar los “cerca de dos millones en España”, sostienen.

Niños y adultos

En la actualidad, los frutos secos, la fruta y el marisco “son los principales causantes de las alergias alimentarias entre los adultos”, indican. Por su parte, los que más problemas crean entre los niños de cero a dos años son “la leche, el huevo y el pescado”, señalan.

Según el doctor Carmelo Escudero, alergólogo del Hospital Niño Jesús de Madrid y miembro del Comité de Alergia a Alimentos de la SEAIC, en 2005 “el 7,4% de las personas que acudían a una consulta de alergia lo hacía por alergia a alimentos” frente a sólo el 3,6% de 1992.

Para él, el aumento en la prevalencia de la alergia alimentaria, en el número de los alimentos implicados y la gravedad de las reacciones “es motivo de preocupación” tanto de consumidores, como de alergólogos. Además, también lo es para las autoridades sanitarias debido “a las consecuencias socioeconómicas que se derivan de ella”, sostiene.

La fruta, primera causa

Hasta hace pocas fechas, la única solución era la dieta de exclusión o evitación total del alimento, recuerdan los especialistas. Sin embargo, el paciente alérgico “puede exponerse de forma accidental al mismo y sufrir una reacción grave”, lamenta.

En este sentido, la jefe de Sección de Alergología del Hospital Niño Jesús de Madrid y coordinadora del Comité de Alergia Infantil de la SEAIC, la doctora Paloma Ibáñez, explica que esta dieta excluyente“conlleva muchos problemas sociales, económicos, y para la propia salud, así como una disminución de la calidad de vida”.

De cualquier forma, “desde la década de los 90 se está investigando e implantando el tratamiento activo para la alergia a los alimentos, lo que se conoce como inmunoterapia oral o desensibilización con alimentos”, manifiesta. Para ella, esta terapia “puede ayudar a solucionar este problema”.

Además, los expertos destacan la relevancia de que cada vez haya un mayor conocimiento y concienciación de este problema en el mundo de la restauración. Como ejemplo de ello, exponen casos como el de la Fundación Alicia, que “pone en marcha todas las medidas para que los alérgicos puedan disfrutar de una comida placentera y segura”.

Por último, la SEAIC, en una labor conjunta con la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI, por sus siglas en inglés), aboga por una mayor investigación “para ayudar a desarrollar estrategias de prevención y tratamiento y para mejorar la salud y la calidad de vida de los alérgicos a los alimentos”.

Fuente: El Mundo

Foto: Photoxpress

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.