depilación láser

¿Conoces las contraindicaciones de la fotodepilación o depilación láser?

UCE denuncia que sólo el 25 % de los centros informan de las contraindicaciones de este tratamiento.

El presidente de UCE, Javier Rubio Merinero, presenta el nº 54 de Consumidorex. La depilación láser o fotodepilación está de moda. Cada vez se oferta más este producto en los centros de estática e incluso ya hay franquicias especializas en ofrecerlo. Sin embargo, el 75 por ciento de centros visitados por la Unión de Consumidores de Extremadura no facilitaban información sobre las contraindicaciones o advertencias sanitarias.

Para comenzar, hay que saber que la fotodepilación es un sistema por medio del cual se consigue la eliminación del vello utilizando una fuente de energía lumínica, que llega hasta el folículo piloso para destruirlo.

Actualmente se pueden diferenciar varios tipos de equipos de depilación que se dividen en dos grupos, el de láser o de luz pulsada (IPL). Cualquiera de ellos se incluye en la fotodepilación, porque se basan en el principio de la fototermolisis selectiva, según ha informado UCE-Extremadura en el nuevo número de su revista, ‘Consumidorex’, el 54, que ha presentado hoy su presidente, Javier Rubio Merinero

La letra pequeña

Los expertos en medicina señalan que existen “contraindicaciones absolutas” para aquellos usuarios que quieran realizarse la depilación láser o fotodepilación. Esta debería ser una información obligatoria de conocer por parte del usuario, a la hora de someterse a este tipo de tratamientos, tales como tener fotosensibilidad por enfermedad a fármacos, si están con un tratamiento derivado de retinoicos, si son pacientes que han sido tratados con ácido 13-cis-retinoico en el mes anterior al tratamiento, si tienen problemas de coagulación de la sangre o varices, o si tiene fiebre e infecciones agudas.

También existen otras contraindicaciones relativas, que son convenientes de informar al usuario, para que este opte por aceptar o no el tratamiento, tales como riesgo de cicatrización queloidea, no está recomendado para mujeres embarazadas o que estén con lactancia materna, en estados de inmunodepresión, en pieles muy pigmentadas (oscuras o negras), en diabetes mal controlada o en antecedentes de herpes, según UCE.

En ocasiones la preocupación está producida por los lunares de la piel, por lo que antes de iniciar cualquier tratamiento de depilación láser, nuestro dermatólogo deberá de examinar los lunares que tengamos en la zona a tratar.

Todavía hay más. Según los expertos en medicina estética consultados por esta asociación de consumidores, existen posibles efectos secundarios, de los cuales hay que informar. Estos son el enrojecimiento de la zona (eritema transitorio), inflamación (edema perifolicular), o dolor durante el tratamiento. Y otros efectos mucho menos frecuentes como foliculitis, hiperpigmentación, costras, erosiones, cicatrices, fotofobia, o aumento transitorio de la pilosidad, entre otros.

Falta de normativa

En este sentido, UCE Extremadura ha explicado que en toda España existe un vacío legal sobre la depilación láser. Hasta ahora, el legislador no ha creado enmarco jurídico, donde se regule que tipo de profesionales pueden aplicar esta técnica y cuales son los requisitos formativos exigidos para aplicarlas. Además, ha denunciado que el consumidor se encuentra con una falta de información al a hora de contratar un tratamiento que pude tener consecuencias “graves” para su salud.

Uno de los centros de fotodepilación ‘No+vello’. Sin embargo, la Unión Europea aprobó la normativa IEC-825 de Seguridad en la Radiación de los Productos Láser, que es en la actualidad la única referencia regulada.

De este modo, UCE Extremadura ha señalado que el láser es “peligroso”, y si no se usa bien puede provocar dolor, dermatitis, manchas y claramente quemaduras que a veces pueden resultar graves. Dada la peligrosidad del láser, ¿quién debería manejar los aparatos de fotodepilación? “Nadie lo dice. El láser se escapa de una regulación específica porque se encuentra entre la medicina estética y la cosmética”, ha denunciado.

En concreto, en Extremadura no existe ninguna iniciativa por parte de la Administración pública para legislar el vacío legal que existe en la realización de esta técnica de depilación.

El 75 % de los centros extremeños no ofrecen información

La Unión de Consumidores de Extremadura-UCE, para realizar este informe ha tenido que visitar treinta centros ubicados en la región, entre peluquerías, centros de estética, y centros clínicos de medina estética, entre otros, donde se realizaba la fotodepilación o depilación láser. En el 75 por ciento de esos centros, no se facilitaba información sobre las contraindicaciones o advertencias sanitarias que hay que tener en cuenta a la hora de realizar esta técnica de depilación.

Es más, más del 85 por ciento de los centros visitados, no requerían al consumidor ningún tipo de documento de consentimiento. Sólo el 15 por ciento de los establecimientos advertían de que no es una técnica definitiva de depilación.

En casi el 98 por ciento de los centros visitados, no se ha podido saber a simple vista la titulación o formación en esta materia del personal encargado de realizar la depilación.

De este modo, teniendo en cuenta las contraindicaciones que pueden tener la aplicación de esta técnica de depilación y los posibles efectos secundarios, UCE ha manifestado que el consumidor tiene derecho a recibir esta información por escrito y firmar el consentimiento y aceptación del tratamiento en la cual sea conscientes de la información facilitada.

Por todo ello, ha recomendado a las personas interesadas en someterse a este tratamiento que consulte primero a un profesional, solicita información por escrito, así como un contrato donde se especifique el tratamiento contratado, y guarde la publicidad ya que formará parte del contrato y es relación contractual. “Si aún así se vulneran sus derechos, reclame”, ha asegurado.

También ha considerado imprescindible la aprobación de normativas que garantices que estos tratamientos se realizan con todas las garantías para el usuario, y h a instado al Ministerio de Sanidad y Consumo, y a las Comunidades Autónomas a que se apruebe la normativa que dé cobertura a este vacío legal, para garantizar las máximas condiciones de seguridad a los usuarios de la fotodepilación.

Fuente: EXTREMADURA AL DIA – Alicia Mendo