Bioplastia facial

La Bioplastia facial puede ayudar a balancear y armonizar las líneas que interactúan entre las diferentes partes del rostro.

El contorno facial, conformado principalmente por la línea de la mandíbula, los pómulos, el mentón, la nariz y demás zonas circundantes, origina las características individuales del rostro de cada persona.

La Bioplastia puede proporcionar a cada individuo un contorno facial perfectamente definido, logrando destacar la belleza del rostro de quien lo posee, en un único juego de formas y líneas faciales.

Con la aplicación apropiada de la técnica de la Bioplastia es posible corregir asimetrías en las distintas partes del rostro, reponer volúmenes en las zonas que sea necesario y restaurar las áreas que presentan flacidez; lográndose al final del proceso, un resultado de apariencia natural y rejuvenecida.

Esta técnica puede realizarse en distintas zonas del rostro:

  • Contorno de la cara
  • Pómulos
  • Mentón
  • Nariz
  • Labios
  • Línea de la mandíbula

Inconvenientes:

Factores como la inyección de grandes volúmenes de biomaterial, tabaquismo o edad no constituyen factores de riesgo para complicaciones en la Bioplastia facial.

La Bioplastia es una técnica segura y efectiva, las complicaciones luego de una Bioplastia son raras y cuando ocurren son ocasionadas por errores técnicos.

Una Bioplastia es un procedimiento médico y como tal está susceptible a complicaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.